Memorizar la Tabla Periódica puede ser muy útil cuando uno estudia Química, ya que muchas propiedades de los elementos, tanto físicas como químicas, guardan relación con la posición de los elementos en la Tabla Periódica. Y por el mismo motivo, puede ayudarnos al estudio de los estados de oxidación de los elementos.
Vamos a utilizar la mnemotecnia, una técnica que ya utilizaban los griegos, para aprender de memoria los elementos por grupos de la Tabla Periódica: de arriba a abajo.

ijueputas, malparidos ,prospetos travestis de pueblo ,esto no es lo que yo busco, ijueputas ,



Por ejemplo, el grupo de los halógenos (Flúor, Cloro, Bromo, Yodo, Astato).

Lo primero que hay que hacer es asociar a cada elemento químico algo, cualquier cosa, que sea conocida por nosotros y que nos recuerde a ese elemento: valen cosas que se parezcan en el nombre (que empiecen igual que el elemento) o, mejor aún, que sepamos que tienen dicho elemento. Así, podrías asociar al Flúor con un tubo de pasta de dientes (y has de imaginártelo, en tu mente); el Cloro con una piscina (por eso de que se les hecha un producto que lleva cloro para mantener limpias a las piscinas) y has de pensar en una piscina que conozcas; el Bromo con una broma (un chiste, algo que hace reír); el Yodo con el Betadine (el antiséptico líquido marrón, que viene en una botella amarilla); y el Astato con un Tattoo.
Bien, ahora debes hacer una historia con estos elementos, manteniendo el orden, y enlazando uno con el siguiente, y así sucesivamente.

Una posibilidad: ” Un niño tira un tubo de pasta de dientes (Flúor) a la piscina (Cloro) -imagínatelo, en esa piscina que tú conoces-, y cuando se lo cuentan al conserje éste se empieza a reír muchísimo, porque piensa que es una broma (Bromo), pero cuando llega a la piscina, ve que está todo marrón, como si hubieran tirado betadina (Yodo), mete la mano dentro, y cuando la saca se da cuenta de que le ha aparecido un Tattoo (Astato) con forma de A (porque el Astato empieza por A)”. Y para no olvidar que este grupo es el de los halógenos, imagina que para lavarte los dientes (Flúor) tienes que encender una luz justo encima del espejo que hay frente al lavabo que es un halógeno.

Esto, si lo has visualizado en tu mente y te lo has imaginado con sonidos (cuando el conserje se pone a reír), colores (toda la piscina marrón), tacto (el agua estaba muy fría cuando él mete la mano) es difícil que lo olvides, y además, que equivoques el orden de los elementos.
Sólo tienes que hacer lo mismo con el resto de grupos de la tabla periódica. Es muy divertido, y las historias pueden ser de lo más raras. Es como el anuncio en el que utilizan a “un cerdo volando”. Ellos saben que las cosas divertidas y extravagantes no se olvidan, así funciona la memoria: aprovéchalo para jugar y divertirte mientras tienes que estudiar. Si te aburres, tu mente se cerrará en banda y puede que te atasques.

¿Alguien se atreve a seguir con esta actividad?

Por ejemplo, propón asociaciones para el grupo de los anfígenos. Para recordar el nombre del grupo, podemos acordarnos de los anfibios, e imaginar a una rana.
Nota: En clase, para que sea efectiva esta activadad, deben realizarla más activamente los alumnos, proponiendo ellos las asociaciones y las int